Enfermeras BPSO® Albacete

Catéter de Larga duración: Catéter Tunelizado Hickman®

Catéter de Larga duración: Catéter Tunelizado Hickman®

Catéter Tunelizado Hickman®:

Es un catéter central externo flexible, de silicona radiopaca cuyo extremo se aloja en una vena gruesa del tórax o abdomen (yugular, subclavia), situándose su extremo distal en cava superior. Es un tubo largo, el cual una parte de él se sitúa subcutáneamente entre la vena canalizada y la salida a la piel. Se implanta con la técnica tunelizada percutánea por radiología intervencionista.

El objetivo fundamental de este tipo de acceso es preservar el capital venoso del paciente, sobre todo cuando a éste se le va a someter a un tratamiento que puede deteriorar de forma irreversible el sistema vascular (quimioterapia, la nutrición parenteral total y algunos antibióticos). Además, a través de este catéter se realizar extracciones sanguíneas con seguridad, ya que no se necesita ningún material punzante. Esto a su vez proporciona gran confort a pacientes con mal acceso venoso. También este catéter es necesario para realizar aféresis de células sanguíneas (Progenitores Hematopoyéticos) en caso de necesitar un trasplante de médula ósea.

 

 

 

 

 

 

 

Consejos Generales para el autocuidado de Catéter Hickman®:

 

  • Su médico le ha recomendado el uso de un Catéter Venoso Central Hickman® porque su tratamiento será largo y va a conllevar administración de quimioterapia, medicación, líquidos nutritivos y serán frecuentes las extracciones de sangre.
  • Al estar puesto en una vena gruesa, los medicamentos no dañan sus venas. Además de ser un acceso venoso rápido y seguro.
  • Debido a que lleva este catéter, no se le va a pinchar cuando haya que hacerle una analítica ni cuando vayan a ponerle su tratamiento. Todo se realizará a través del mismo.
  • Este catéter puede estar puesto de meses a años. Por eso es muy importante que lo cuide y manipule bien.
  • Cuando lleve su ropa habitual no le impedirá hacer una vida normal y nadie lo notará.
  • Si se ve capacitado, usted puede curarlo y heparinizarlo. La enfermera le enseñará cómo hacerlo y le entregará una hoja de cuidados. Esto ayudará a que no se obstruya o se infecte. No se preocupe si no se atreve, la enfermera lo hará por usted.
  • Durante los primeros días tras su implantación evite el ejercicio intenso.
  • Puede ser que al principio tenga la zona un poco hinchada y dolorosa, pero en pocos días desaparecerá la molestia. Su médico le recomendará analgésicos si los necesita.
  • Se puede duchar a las 48/72h de la inserción. Hágalo coincidir cuando le toque el cambio de apósito. No tenga miedo si se moja, así lo pondrá limpio.
  • Cuando se le retiren las suturas de su catéter, se podrá duchar sin problemas limpiando la zona con agua y jabón. Si el punto de inserción está cicatrizado se puede duchar sin apósito, cayéndole el agua desde la cabeza. Evite la esponja en la zona de su catéter. Hágalo con la mano y no frote con fuerza.
  • Mientras se duche, puede limpiar también las luces y los clamps de su catéter. No tenga miedo de echarles abundante agua.
  • Evite deportes o actividades que tengan riesgo de contusiones en la zona.
  • Si hace algún tipo de actividad física que le haga sudar, cambie el apósito y cure su catéter si el apósito se ha despegado y manchado.
  • No haga actividades de jardinería, o cualquier otra actividad que esté en contacto con tierra y abonos. Existe riesgo de infección.
  • Evite poner el cinturón de seguridad encima de la zona de su catéter.
  • No se bañe en bañera, piscinas públicas, jacuzzis o en la playa. Puede tener riesgo de infecciones.

POSTOPERARORIO Y MANTENIMIENTO DEL CATÉTER TUNELIZADO HICKMAN®

Cuando se vaya de alta tiene que ir al Centro de Salud a realizarse los siguientes cuidados.

Cuidados del Postoperatorio inmediato:

  • Realizar cura estéril a las 24 horas de la inserción, retirando restos de sangre, comprobando la permeabilidad del catéter y que el manguito de Dacrón® esté por debajo del tejido subcutáneo.
  • Posteriormente realizar cura seca cada 48 horas de los puntos de sutura del cuello y del punto de inserción del catéter hasta que la herida esté cicatrizada.
  • Retirar los puntos del cuello a los 8-10 días.
  • Retirar el punto de la inserción del catéter a los 30 días (este punto se encuentra sujetando el catéter con la piel del tórax antes de tunelizarse).

Cuidados para el mantenimiento domiciliario del catéter:

MATERIAL NECESARIO:

  • Gasas y guantes estériles
  • Antiséptico: Clorhexidina al 2% o Povidona iodada.
  • Jeringas de 10cc
  • Suero fisiológico
  • Heparina sódica en viales de 20 UI/ML(FIBRILIN®)
  • Tapones o válvulas bidireccionales tipo Luer-Lock®.
  • Apósito transparente semipermeable.

PROCEDIMIENTO (lo puede realizar el paciente o el familiar si está adiestrado en la técnica):

Cambio de apósito:

La frecuencia debe ser cada 48 horas (2 días) hasta que la herida esté cicatrizada (el apósito debe ser de gasa, y tarda en cicatrizar unos 7-10 días). Luego, si el apósito es transparente se cambiará cada 7 días (no se preocupe si aún está el punto de la inserción del catéter).

  • Lávese las manos para retirar el apósito antiguo.
  • Vuelva a lavarse otra vez y póngase los guantes estériles (lo más importante es un buen lavado de manos).
  • Limpie de dentro hacia fuera con movimientos circulares con gasas impregnadas en suero fisiológico (utilizar una gasa cada vez).
  • Limpie el catéter desde la zona proximal hasta los tapones, incluidos éstos, con gasas impregnadas en suero fisiológico (siempre con mucho cuidado para evitar tirones). Secar.
  • Con gasas impregnadas en Clorhexidina (o Betadine®) limpie la zona de la herida como se indicó anteriormente, así como las válvulas o tapones.
  • Coloque el apósito sobre la piel bien seca.
  • Enrolle el catéter en forma de lazo o bucle y tape los tapones y el catéter con gasas (de la forma más cómoda para usted). Existe también un saquito para meter las luces del catéter y llevarlo de forma más cómoda llamado Oper Cat®.
  • Se podrá limpiar el punto de inserción con agua y jabón cuando se duche (cuando esté bien cicatrizado), secando bien después y con cuidado de seguir los pasos anteriores.

Cambio de tapón:

  • El tapón que llevará en su domicilio será bidireccional tipo Luer-Lock® (sin retirarlo se puede introducir líquidos y extraer sangre), y serán colocados por la enfermera del hospital antes de irse a casa. No se pinchan con aguja.
  • Cuando esté en su casa el cambio se realizará cada 3 meses.
  • Lávese las manos y asegúrese que el clamp o pinza del catéter está cerrada.
  • Desenrosque el antiguo tapón y enrosque el nuevo.

Heparinización y permeabilidad del catéter:

  • Su catéter ha sido heparinizado antes de irse a casa por la enfermera del hospital.
  • Cuando esté en su domicilio, se deberá realizar cada 7 días (1 semana) y por las dos luces.
  • Lávese las manos, póngase los guantes estériles.
  • Limpie la válvula con Clorhexidina o Betadine®
  • Introduzca una jeringa vacía de 10cc en el tapón, abra la pinza, aspirar 2 o 3 ml de sangre y desechar. Cierre la pinza.
  • Coja 10 cc de suero fisiológico y quite el aire. Conecte al catéter.
  • A continuación, abra la pinza, introduzca los 10cc de suero fisiológico a toques, poco a poco (no de una), y finalice con presión positiva cerrando la pinza/clamp. La técnica de presión positiva es: cerrar la pinza de clampado mientras se está introduciendo el suero, dejando unos 0,5 ml sin introducir.
  • Coja 3cc de heparina sódica (1 vial de Fibrilín®), introduzca la jeringa en el tapón, abra la pinza, introduzca la heparina y cierre la pinza. También a toques y finalizando con la técnica de presión positiva (dejando unos 0,5 ml de heparina sin introducir)

Recuerde:

  • No coja ni haga ejercicios bruscos con el brazo afectado al menos durante dos semanas después de la inserción del catéter.
  • Evitar tirones accidentales
  • No utilizar objetos cortantes cerca del catéter (bisturí, tijeras…)
  • No haga baños de inmersión (bañera, piscina, baños en el mar…)

AVISAR AL MÉDICO O A LA ENFERMERA SI:

  • Tiene dolor, enrojecimiento, supuración o hinchazón alrededor del punto de inserción.
  • Su temperatura es mayor a 38º C o tiene tiritona a la hora de manipularlo.
  • El catéter se sale o hay sangre.
  • No lo puede irrigar o no refluye sangre.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *