Enfermeras BPSO® Albacete

Métodos de Relajación

Aquí tienes algunos métodos para controlar el dolor que iremos desarrollando poco a poco para que los puedas practicar mientras estás ingresado o en casa:

Relajación Muscular Progresiva: contraer los músculos al inhalar y relajarlos al exhalar combinándolo con la respiración. El objetivo es relajar los músculos en tensión y doloridos, notando la diferencia entre tensión-relajación.

Visualización: cerrar los ojos y crear imágenes en la mente que ayuden a relajarse, a sentir menos ansiedad y a dormir. Debe usar todos los sentidos: vista,  tacto,  oído, olfato y gusto. Es como soñar despierto.

Distracción: Realizar actividades que le entretengan (escuchar la radio o ver la tele, hacer punto, trabajos manuales, pintar, leer, rezar, etc.).

Musicoterapia: Los sonidos musicales producen relajación física y emocional. Han demostrado beneficios en el alivio del dolor, facilitación del sueño y mejora en la autoestima, entre otros.

Otras técnicas: Puede elegir cualquier otra técnica que le ayude a relajarse (Tai chi, yoga, acupuntura, aromaterapia, reiki, mindfulness…).

Te invitamos a que eches un vistazo a nuestras “Publicaciones“, donde desarrollaremos estos puntos uno a uno.

Esperemos que te gusten.