Enfermeras BPSO® Albacete

Tai Chí

Tai Chí

El principio fundamental del Tai Chí es la suavidad: el practicante debe moverse de manera natural, relajada, suelta y fluida. Al ejercitar el tai chi chuan no hay ejercicios de fuerza, rapidez o endurecimiento. Se ejercita de manera lenta, para poder aplicar las técnicas de la manera más correcta posible.

Al ejercitar, el cuerpo debe estar «relajado». Eso no significa que todos los músculos del cuerpo deban estar «adormecidos» (como ocurre por ejemplo durante el sueño REM), sino que sólo aquellos músculos que realmente se necesitan para un determinado movimiento o postura se tensan, mientras que el resto de los músculos muestran un tono muscular distendido. La respiración debe ser profunda, relajada y fluir de manera natural en una respiración abdominal. Los principiantes en la mayoría de los casos deben aprender primero a dejar fluir libremente la respiración o adaptarla a los movimientos.

El Tai Chí ha demostrado mejorar el equilibrio y el tono muscular, consiguiendo así disminuir el dolor postural, además de activar la relajación mental liberando el estrés y la ansiedad.

Aquí os pasamos un enlace de Tai Chí para principiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *